Auditoría de infraestructuras viarias | Fundación RACC
Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarte contenido personalizado, publicidad y análisis. Al navegar por este sitio aceptas su uso. ¿Quieres saber más?

Auditoría de infraestructuras viarias

La Fundación RACC es un entidad de referencia, tanto a nivel nacional como europeo, en...

La Fundación RACC es un entidad de referencia, tanto a nivel nacional como europeo, en la realización de auditorías de infraestructuras viales (autopistas, carreteras convencionales, túneles, accesos, etc.) para ofrecer información objetiva a las administraciones a la hora de invertir en la mejora de infraestructuras.

Evaluación de la red vial y propuesta de mejoras

Solicitar información

A quién se dirige

Para las administraciones...

Las auditorías de infraestructuras permiten valorar el estado de una infraestructura mediante una metodología objetiva. Sus resultados y propuestas ayudan a ayuntamientos y otras administraciones a decidir qué inversiones son prioritarias para mejorar su seguridad vial.

En numerosas ocasiones, el coste inicial de determinadas inversiones puede compensarse con el ahorro del valor económico de los accidentes evitados.

Las auditorías permiten conocer el estado de las infraestructuras en cualquiera de los siguientes ámbitos:

  • Carreteras (principales o secundarias)
  • Senyalización general
  • Carriles bicicleta
  • Aparcamientos
  • Pasos peatonales
  • Caminos escolares

Metodología

En la auditoría de infraestructuras viales, la Fundación dispone de diversas metodologías en función de cada necesidad. Siempre que sea posible, aplica la metodología iRAP (International Road Assessment Programme), que se aplica según las siguientes fases:

  • Recogida de datos de la vía a analizar, mediante el vehículo tecnológico Movitest, propiedad del RACC, equipado con cámaras y sensores que registran diversas características de la vía en alta definición.
  • A partir de los datos recogidos, análisis de más de 50 parámetros cada 100 metros de vía para categorizar el nivel de riesgo del tramo según la clasificación por estrellas de iRAP: de una a cinco (de menos a más seguras).
  • Presentación de un plan de mejora para la disminución de fallecidos y heridos graves, aplicando las medidas económicamente más eficientes en las acciones que tengan mayor potencial de salvar vidas.

Casos de éxito