Análisis de los indicadores de calidad del aire en la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Barcelona

El análisis del impacto de la ZBE en la calidad del aire señala que su influencia no e...

El análisis del impacto de la ZBE en la calidad del aire señala que su influencia no es todavía significativa, aunque matiza que no se puede sacar una conclusión definitiva porque no se ha aplicado en su totalidad. 

Categoría:Impacto de la movilidad |Subcategoría:Contaminación |Tipo de contenido:Informes y estudios| Etiqueta:calidad del aire,emisiones CO2

Objetivos

Mejorar la calidad del aire es uno de los principales retos de la ciudad de Barcelona y de las principales ciudades de todo el mundo, debido a sus efectos sobre la salud de las personas. El 1 de enero de 2020 entró en vigor la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona, una medida que prohíbe el acceso a prácticamente toda la ciudad y gran parte de municipios colindantes de los vehículos motorizados que no cumplan los requisitos de etiquetado ambiental promovido por la Dirección General de Tráfico.

El impacto de la aplicación de la ZBE sobre la calidad del aire es difícil de monitorizar a corto plazo. Principalmente, porque la calidad del aire no solo depende de los niveles de tráfico en la ciudad, sino también de otros parámetros como las moratorias introducidas, la introducción del régimen sancionador o las condiciones meteorológicas.

Conclusiones

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • La relación entre niveles de tráfico y concentración de contaminantes es clara, pero no única: debe considerarse también la influencia de otros factores (principalmente climáticos y otras actividades no necesariamente relacionadas con el transporte).
  • La estrategia de afrontar los retos de la contaminación a través de políticas de movilidad es acertada, siempre que vayan acompañadas de otras políticas sectoriales más transversales y que afecten al conjunto de la sociedad, tanto en aspectos domésticos como industriales y de otras actividades económicas.
  • Los datos no permiten hacer todavía un balance definitivo del impacto de la ZBE en la calidad del aire de Barcelona; en parte, porque no se ha desplegado todavía para vehículos industriales y porque el régimen sancionador no se ha introducido.
  • El índice de concentración por NO2 está en un proceso de mejora continua desde diciembre de 2017, y la media de las estaciones de la ZBE ya se encuentra por debajo del límite de la UE desde julio de 2019.

Recomendaciones

Finalmente, el estudio ofrece una serie de recomendaciones a aplicar en el actual contexto marcado por la expansión del Covid19, que obliga a reducir la capacidad del transporte público por la necesidad de distanciamiento físico. Ante esta situación, considera idóneo optar por una batería de medidas que permitan continuar el descenso progresivo de la contaminación a umbrales saludables, sin perjudicar económicamente amplios sectores afectados:

  • Introducción masiva del teletrabajo por lo menos un día a la semana.
  • Prórroga de la moratoria para los vehículos industriales.
  • Reducción adicional de las sanciones por incumplir la circulación dentro de la ZBE sin etiqueta.
  • Plan de renovación del parque circulante para vehículos ECO o cero emisiones para propietarios de vehículos sin etiqueta.

Más información

Análisis de los indicadores de calidad del aire en la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Barcelona