Estudio: Tercer Barómetro del Ciclista Urbano en Barcelona

El RACC ha presentado la tercera edición del barómetro que analiza los hábitos...

El RACC ha presentado la tercera edición del barómetro que analiza los hábitos y la opinión de las personas que se desplazan en bicicleta por la ciudad de Barcelona. En las conclusiones del informe, el Club considera necesario fomentar la formación y el conocimiento de la normativa de circulación ciclista.

Categoría:Seguridad vial |Subcategoría:Personas |Tipo de contenido:Informes y estudios| Etiqueta:bicicleta,accidentes

Objetivos

En el último año, la situación derivada de la pandemia de la covid-19 ha provocado la caída general de la movilidad urbana y ha modificado, especialmente, la movilidad de los usuarios de bicicleta. La tercera edición del "Barómetro del Ciclista Urbano en Barcelona" ha observado que el volumen de ciclistas se ha reducido en los días laborables y que la movilidad en bici se ha incrementado sobre todo durante los fines de semana. Actualmente, la red de carriles bici es más extensa y el patinete eléctrico y otros vehículos de movilidad personal han irrumpido con fuerza y conviven en el mismo espacio urbano.

Ante esta rápida transformación de la movilidad, también aparecen retos que se deben afrontar y resolver. Por ello, con el objetivo de mejorar la movilidad de todas las personas que se desplazan por la ciudad, el RACC ha estudiado la situación de la bici desde el punto de vista del usuario, con la intención de identificar los aspectos a mejorar y la evolución del último año, favorecer la convivencia entre los diferentes modos de transporte y garantizar la seguridad de todos.

Conclusiones

Las principales conclusiones del estudio son:

  • Pese a que aumenta el número de ciclistas que conoce la normativa de circulación de bicicletas, todavía hay un 38% que admite no tener conocimiento (45% en 2019). El 87% estaría de acuerdo que se impartiera educación vial en las escuelas e institutos.
  • A pesar de no estar permitido, el 36% de ciclistas usa auriculares y el 24% utiliza el móvil cuando circula. Entre los menores de 20 años, las cifras empeoran: el 55% usa auriculares y el 42% utiliza el móvil cuando va en bicicleta.
  • Solo el 9% de los ciclistas ha empezado a utilizar la bicicleta a raíz de la covid-19. Del conjunto de los encuestados, actualmente el 12% afirma que se desplaza en bici para evitar posibles contagios, pero un 62% de los ciclistas cree que no hay bastante distancia física a los carriles bici.
  • La mitad de los encuestados afirma que antes de empezar a ir en bicicleta utilizaba el transporte público y un 32%, que iba a pie.
  • La mayoría de los ciclistas (el 86%) está a favor de prohibir el aparcamiento de motos a las aceras situadas junto a un carril bici en calzada. Por otro lado, un 78% está en desacuerdo con los carriles compartidos bus-bici.

Recomendaciones

El barómetro incluye también una serie de recomendaciones para mejorar la movilidad en bicicleta por la ciudad. Las recomendaciones se dividen en cinco puntos:

  • Aumentar la seguridad vial: el RACC considera necesario que ciclistas de todas las edades conozcan el código de circulación mediante acciones como iniciar a los niños en la circulación en bici desde la etapa escolar, realizar campañas de concienciación (uso de auriculares y móvil, importancia de llevar timbre, luces y elementos reflectantes, etc.) o desarrollar campañas de convivencia dirigidas a todos los modos de transporte, con especial atención a los vehículos de movilidad personal (VMP).
  • Mejorar la infraestructura para lograr la máxima calidad, mediante iniciativas como consolidar la calidad de la red existente con acciones como eliminar todos los carriles bici en acera; valorar la continuidad de los carriles bici creados a raiz de la covid-19, mejorar la conectividad de las vías ciclistas con otros municipios; mejorar la señalización, con semáforos para ciclistas y señales reflectantes o iluminadas; o generar una red de estacionamientos seguros en la calle, en superficie o subterráneos, entre otros.
  • Mejorar el servicio público Bicing, con el objetivo de ayudar a hacer que la bicicleta sea una opción atractiva para hacer viajes más largos. Entre otras acciones, se propone electrificar la mayor parte del servicio, aumentar el horario de tarifa plana y la cobertura territorial a municipios próximos, o hacerlo compatible con el servicio metropolitano de bicicletas compartidas e-Bicibox.
  • Impulsar los incentivos para el uso de la bici por parte de los emprendedores y de la propia administración (incentivos fiscales para promover el desplazamiento al trabajo en bici y campañas informativas sobre los beneficios colectivos e individuales).
  • Otras propuestas: establecer un seguro obligatorio de responsabilidad civil para cubrir los accidentes de las personas que se mueven en bicicleta e impulsar el uso del registro de bicicletas para minimizar el riesgo de robos y facilitar la recuperación de bicis robadas.

Más información

Nota de prensa. El RACC considera necesario fomentar la formación y el conocimiento de la normativa de circulación urbana

Ediciones anteriores del estudio

Personas

Estudio: Barómetro RACC del Ciclista Urbano en Barcelona

Estudio que analiza los hábitos y la opinión de las personas que se desplazan en bicicleta. Las conclusiones señalan que el 12% de los ciclistas ha sufrido un accidente alguna vez y el 45% ha tenido un susto el último a&nt [...]