Planes de Desplazamiento de Empresa o PDE | Fundación RACC
Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarte contenido personalizado, publicidad y análisis. Al navegar por este sitio aceptas su uso. ¿Quieres saber más?

Planes de Desplazamiento de Empresa o PDE

Los Planes de Movilidad de Edificios (también llamados PDE o Planes de Desplazamiento de Emprsa)...

Los Planes de Movilidad de Edificios (también llamados PDE o Planes de Desplazamiento de Empresa) son un requisito obligatorio para optimizar la movilidad de los trabajadores de un centro de trabajo o de los usuarios de una instalación pública.

Optimizar la movilidad de las empresas

Solicitar información

A quién se dirige

Según el decreto 152/2007 todas las organizaciones con más de 500 trabajadores y las instalaciones con muchos usuarios están obligadas a disponer de un plan de desplazamiento de empresa (PDE). La actual ley no tiene previsto aplicar medidas sancionadoras a los que no respeten la ley, pero esta situacion puede cambiar.

Planes de Desplazamiento de Empresa para empresas...

Junto con su carácter obligatorio, la aplicación de un PDE tiene múltiples ventajas para las empresas:
•   Mejora la actividad laboral: puntualidad y menos absentismo.
•   Mejora el clima laboral de los trabajadores del centro (mejor calidad de vida).
•   Implica un ahorro económico respecto a una movilidad no planificada.
•   Supone un indicador de responsabilidad social empresarial. 

Planes de Desplazamiento de Empresa para administraciones...

Junto con las ventajas que ofrecen a las empresas, los PDE tienen una especial relevancia en administraciones, ya que es una actuación que les ayuda a dar ejemplo de compromiso con una movilidad más eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Además, estos proyectos pueden beneficiarse de subvenciones de hasta el 100%.


Metodología

La metodología de la Fundación en el diseño de PDE se basa en los siguientes pasos básicos:

  • Conocer la realidad actual de la movilidad de cada espacio.
  • Establecer unos objetivos alcanzables, cuantificables y evaluables.
  • Determinar un plan de actuaciones que responda a los objetivos planteados y que tenga un criterio claro de prioridades.
  • Establecer un calendario de implantación de estas actuaciones.

Casos de éxito